Comunicado CMR

 

 

COMUNICADO

La Presidencia del Consejo Moral Republicano en uso de sus competencias establecidas en el artículo 16, numeral 3 de la Ley Orgánica del Poder Ciudadano, manifiesta ante la opinión pública lo siguiente:

CONSIDERANDO

Que la República Bolivariana de Venezuela es irrevocablemente libre e independiente, teniendo como derechos irrenunciables la independencia, soberanía, inmunidad, la integridad territorial y la autodeterminación nacional, como lo establece el artículo 1 de nuestra Carta Magna.

CONSIDERANDO

Que la Carta de las Naciones Unidas, así como los tratados que conforman la Carta Internacional de Derechos Humanos establecen a la autodeterminación de los Pueblos como un derecho fundamental, base del derecho internacional, cuyo norte es la no intromisión en los asuntos internos de las naciones.

CONSIDERANDO

Que el gobierno de los Estados Unidos, a través del Departamento del Tesoro, emitió este 31 de julio un comunicado en el cual informa que ha sancionado al Presidente Constitucional de la República Bolivariana de Venezuela, Nicolás Maduro Moros, por llevar adelante la iniciativa democrática y participativa de convocar a una Asamblea Nacional Constituyente, cuyo resultado se concretó con la participación de más de 8 millones de electores, según cifras difundidas por el Poder Electoral.

CONSIDERANDO

Que el gobierno de Estados Unidos por si solo carece de legitimidad, autoridad moral y cualidad jurídica internacional para sancionar a altas autoridades y presidentes de poderes públicos nacionales como ha ocurrido recientemente en el caso venezolano, entendiendo que este tipo de acciones unilaterales violentan el derecho internacional y ponen en peligro la paz mundial y a las organizaciones de integración regionales.

CONSIDERANDO

Que el Jefe del Estado venezolano, Nicolás Maduro Moros, ha realizado numerosos esfuerzos para convocar al diálogo permanente y mantener la paz de la República, en medio de crecientes agresiones a la soberanía y a la institucionalidad de nuestra nación, hoy por hoy amenazada con ser atacada en su integridad por potencias extranjeras.

Este Consejo Moral Republicano,

ACUERDA:

1.- Rechazar categóricamente este nuevo ataque imperial disfrazado de “sanción” contra el Presidente de la República, Nicolás Maduro, pues ella traduce en el fondo una lesión a la soberanía de nuestro país, violatoria de los principios y los tratados que regulan las relaciones internacionales y los derechos humanos; buscando amedrentar a la institucionalidad democrática venezolana por no plegarse a los dictámenes de una potencia guerrerista con una triste historia de intervencionismo y prácticas genocidas hacia los pueblos del mundo que luchan por su independencia y liberación.

2.- Hacer un llamado a todo el Pueblo de Venezuela a reconocer los enormes peligros que el intervencionismo imperial implica para el desarrollo de la democracia venezolana, la autodeterminación de nuestro pueblo y sobre todo para la instauración de condiciones propicias para el diálogo y el acuerdo político: en medio de las dificultades que hoy vivimos, y que deben ser resueltos por la vía del debate electoral, la conversación y los acuerdos entre las partes.

3.- Rechazar toda intromisión en los asuntos internos de nuestro país por parte de cualquier actor o gobierno extranjero. La nación venezolana ha sido históricamente cuna de libertadores, promotora de la integración y de la paz internacional, casa de asilo y refugio para todos los pueblos del continente, y desde 1999, ejemplo de innovación democrática y de dignidad soberana. Nuestra independencia y autodeterminación no se negocian, en defensa de ella se ejercen gallardamente con la dignidad en alto.

Caracas, 01 de agosto de 2017

Tarek William Saab

Presidente del Consejo Moral Republicano

Defensor del Pueblo

Manuel Galindo Ballesteros

Contralor General de la República

 

Información Adicional